lunes, 7 de enero de 2008


En busca de la expresión perdida, duermo con los ojos abiertos esperando por aquella forma que le dé vida al puente que separa aquella idea del mundo.

Apenas puedo entender, pero aquel sueño de niña todavía late en mí, late fuerte, hace que mi respiración sea más profunda, casi inmortal.

Y sin querer todo se mezcla.

Todo.

Vuelvo al principio, aquel vacío que ya no me sabe a nada, me atonto ante la espera de mi propio nacimiento.

Texto by Anabel

2 comentarios:

Hannibal dijo...

Cuanto tiempo a pasado Anabel?, cuanto tiempo hemos dejado de conversar? Cuanto tiempo perdido en nada... y ahora regresas y riegas mi raices.

Gracias por volver. Me hacías falta.

hannibal

ceci dijo...

comprendi q esos dias donde el sueño de niña revive son los de cielo celeste...los de horizontes claros..despues de todo ellos nos mueven para seguir de pie..
beso!tkm loca!